La uberización: entre la tendencia y lo fundamental en la economía digital

Si uno quisiera medir el impacto que Uber ha generado en la economía mundial, bastaría con saber que su importancia ha sido tal, que para referirse al modelo de negocio en el que se basa, se creó un concepto que toma su nombre como significado principal. La uberización es ahora un concepto válido para varias organizaciones y se discute sobre los cambios sustanciales que ha introducido a la economía tradicional.

Sin duda, una característica

El debate se enfatiza en si la uberización se le considera como una simple tendencia, momentánea y pasajera, o si se trata de una característica propia de la economía digital. La respuesta, en principio, pareciera estar más del lado de considerarla como una característica de la actual economía digital.

Las razones para pensarlo se basan en lo siguiente: se trata de plataformas de economía colaborativa, en las que gracias a internet y las nuevas tecnologías, se ponen al servicio de una comunidad una serie de beneficios o servicios esenciales, sin la necesidad de contar con intermediarios. Sean estos particulares, instituciones o entes reguladores, palabras más, palabras menos, se trata de eliminar fricciones.

Hernán Galperín, doctor en Comunicaciones de la Universidad de Standford, le aseguró al diario La Nación de Argentina, que para considerar la uberización como una característica esencial de la economía digital hay que entender a qué necesidades responde “tanto en la economía global como en las preferencias y estilos de consumo de las nuevas generaciones”.

Desmitificando la tendencia

Y es que el cambio en ese sentido ha sido tal, que Havas Prosumer Report da cuenta de ello. Según un estudio publicado por la consultora, en una encuesta realizada a jóvenes entre los 16 y 24 años, logró establecer que la mitad de estos prefieren compartir sus bienes a poseerlos.

Otra de las razones que le quitan por completo el concepto de tendencia a la uberización, es que la réplica del modelo en otros campos, caso Airbnb, es un éxito y funciona bajo los mismos parámetros de negocio de una plataforma como Uber. Tal es la importancia que los gobiernos nacionales deben plantearse la posibilidad de regularles y buscar nuevas alternativas de funcionamiento. (También te puede interesar – Economía Colaborativa: una tendencia en aumento)

El más grande reparo a esta nueva característica de la economía digital va precisamente a uno de los matices que convierten a la uberización en algo más que una tendencia: la necesidad de regular su funcionamiento. Desde cómo trabaja la plataforma, pasando por el correcto uso de los datos que almacena, hasta cuáles son las condiciones contractuales de los colaboradores, son algunos de los reparos a esta nueva característica de la economía digital.

Uno de los puntos más críticos está enmarcado en el mismo concepto de la totalización de un negocio. “El futuro de la ocupación exige un nuevo pacto social, ya que si Uber concentra la riqueza en cuatro trabajadores y el resto son autónomos, aquí se plantea una ruptura del pacto social”, sentenció Javier García, miembro del World Economic Forum Council on Emerging Technologies, al portal lavanguardia.com”.

Y finalmente este punto deja uno de los aspectos más destacados para pensar: la necesidad de que nuevos emprendimientos se den a la tarea de forjar toda una estrategia competitiva que haga más versátil el mercado. Para que esto pase habrá que pensar en inyecciones presupuestales tanto privadas como estatales para este tipo innovaciones.

Al respecto, el especialista Jorge Iván Gomez Osorio publicó en Dinero.com una serie de recomendaciones sobre el tema. “Las industrias en general tienen que repensar sus modelos de negocios de manera integral porque las cadenas de valor han venido reconfigurándose. Antes, el ciclo pasaba por las materias primas o la prestación de un servicio, mientras lo que determina hoy la relación entre la oferta y la demanda es una plataforma tecnológica que simplifica los canales y facilita los medios de pago”.

Aunque en un principio la uberización pudo considerarse como una tendencia, la importancia que fue adquiriendo, así como el cambio en las formas de consumo de una sociedad digitalizada, elevó este concepto y le dio el rótulo de ser una característica fundamental de la actual economía digital.

Si tienes alguna duda o inquietud en temas de emprendimiento, creación de empresas,  estructuración de modelos de negocio, dudas jurídicas relacionadas o quieres una revisión jurídica en temas de tecnología, ingresa a http://www.abogadotic.co, escríbenos al correo servicioalcliente@abogadotic.co, o pregunta en nuestras redes sociales:

twitter @NODAbogada     facebook_16423 @abogadotic.co     linkedin_circle_color-512 Natalia Ospina 

Por: Andrés Sarmiento

Periodista Universidad del Rosario

Imagen: freestocks.org en Unsplash

Las opiniones compartidas y expresadas por los periodistas y contribuyentes de este blog son libres e independientes y de ellas son responsables sus propios autores. No reflejan ni comprometen la responsabilidad, la opinión de GRUPO D&P SAS, y tampoco constituyen asesoría o consultoría legal, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por GRUPO D&P SAS. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s